LA ADICCIÓN A LA LISTA DE DEBERES.

 

Una de las características de nuestro tiempo es el vivir lleno de deberes.

Tanto así que una de las cosas que más hace feliz a las personas al terminar el día, es darse cuenta de que se hicieron muchas cosas, “que alegría más grande, hoy cumplí con esto y esto y lo demás”, no importa que haya terminado agotada, o que lo haya hecho con mala voluntad, o que mis acciones hayan estado impregnadas de desagrado y cansancio, lo que importa es sacar muchas cosas adelante.

 

El problema es que hacer y hacer se transforma en una adicción, inventamos más y más deberes, la lista de cosas por hacer no para nunca, cumplimos con una tarea y no soportamos el vacío, tener tiempo abierto, libre, entonces la mente escupe listas y listas de cosas pendientes, terminamos algo, y se nos ocurren 10 cosas más. Incluso las vacaciones y tiempos libres estan llenos de listas o cosas por realizar.

Vivimos llenos de “check lists” y eso nos impide estar tranquilos, en paz, bañar de calidad, buena voluntad, alegría nuestras acciones.

Hacemos algo ansiosos por terminarlo luego para comenzar otra cosa, o pensando en lo que dejamos de realizar, en lo que falta.

 

Esta es una de las causas del stress permanente en el vivir de hoy…cómo podríamos aliviar este síntoma?

Primero haciéndonos la simple pregunta “¿Esto es realmente importante y necesario?”, eso despejaría un porcentaje importante de nuestros deberes que muchas veces son acciones de hiper control o de cosas de las cuales podríamos prescindir nosotros y los demás.

 

Luego, aprender a ponernos límites, a decir que no, no aspirar hacerlo todo, saberlo todo, experiementarlo todo, sino que darle tiempo de calidad a aquello que constituye lo realmente vital para nosotros.

 

No cumplir los deberes que le competen a otros. El ocupar más espacio vital que el que corresponde genera enfermedad.

 

Dar tiempo a lo que en nuestra etapa, vocación, carisma, quehacer central le corresponde.

 

Y hacer las cosas en presencia, con la conciencia puesta en lo que estamos actuando, poniendo lo mejor de nosotros, entendiendo que lo que hace que las acciones sean potentes y dejen estela, es la calidad, la afectividad, la plenitud, la buena voluntad que ponemos en ellas.

 

Patricia May

Antropóloga de la Universidad de Chile dedicada al estudio, práctica y profundización del conocimiento respecto de quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos, desarrollando una línea de Antropología del Sentido, Evolución de la Conciencia Humana y Filosofías Espirituales.

Patricia May

Template Settings

Color

For each color, the params below will be given default values
Blue Oranges Red

Body

Background Color
Text Color

Header

Background Color

Spotlight3

Background Color

Spotlight4

Background Color

Spotlight5

Background Color

Footer

Select menu
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Direction